Colaboraciones ONG y empresas para transformar la sociedad (publicado en Corresponsables)

La Fundación PwC ha acogido la presentación del libro “Colaboraciones ONG y empresa que transforman la sociedad”, aborda la colaboración entre empresas y ONG para determinar cómo deben ser estas alianzas para que tengan un alto impacto, sean beneficiosas para ambos sectores implicados y también para la sociedad en general.

Colaboraciones ONG y empresas para transformar la sociedad (publicado en Corresponsables)

La presentación del libro ha ido a cargo de Jesús Diaz de la Hoz, presidente de la Fundación PwC, y ha contado con los coautores del libro  Ignasi Carreras y Sira Abenoza. Durante la presentación se ha hablado de que actualmente existen determinados desafíos sociales y medioambientales que difícilmente puede abordar un agente en solitario. Por ello, es ya evidente que la colaboración intersectorial es la única vía para poder dar respuestas eficaces y eficientes a determinadas problemáticas.

El estudio destaca los factores clave detectados para el éxito de una alianza estratégica. Elementos como el reconocimiento de todos los socios a la ventaja competitiva generada por la alianza, el respeto mutuo, el reconocimiento de lo que aporta el otro, tener roles claros y vías de comunicación fluidas así como el sentido de complementariedad son fundamentales. Ignasi Carreras afirma que el proceso de colaboración suele ser: “Me planteo un reto social, busco un partner y con este partner miro como puedo abordar este reto social”.

A lo largo del estudio se plantean cuatro tipos de colaboraciones:

  • Suma de esfuerzos y ganar en eficiencia. Carreras ha explicado que en esta relación es “fundamental la capacidad de tener empatía institucional y empatía personal, tener claro cual es el objetivo del proyecto y que va bien para el socio. También es importante tener capacidad de gestión de conflictos.”
  • Mejorar la intervención social. Sira Abenoza ha explicado que “son alianzas en las que las dos partes tienen competencias complementarias, que se ubican dentro de las cadenas de valor de las empresas y generan cadenas de valor hibridas”. Se caracterizan por la complementariedad de las organizaciones colaboradoras. De hecho, en este tipo de alianzas, resulta vital para alcanzar los objetivos del proyecto la unión de capacidades.
  • Generar innovación social y capacidad emprendedora. El objetivo en estos proyectos, que son menos frecuentes que los dos primeros tipo, es crear productos o servicios con un impacto social positivo. Abenoza ha comentado que “estos casos suelen ser menos frecuentes porque las ONGs son reticentes ha desarrollar este tipo de alianzas porque desconfían de las intenciones de la empresa, temen ser utilizados como conejillos de indias”. Tienen más riesgo para las organizaciones, pero mayor potencial de impacto.
  • Promover cambios locales y globales. “Son las menos comunes” ha señalado  Abenoza, “agrupan a un número muy grande de agentes con el objetivo de cambiar las reglas de juego o prácticas vinculadas normalmente a los Derechos Humanos. Suelen implicar acuerdos sectoriales y/o publico-privados”. Los aspectos críticos en este tipo de alianzas son la transparencia y la participación.

Durante el evento también se ha desarrollado una mesa redonda llamada “Lecciones aprendidas de la colaboración intersectorial”. Entre las conclusiones del debate figuran l importancia de una “buena selección de la pareja de baile”, para que la alianza sea exitosa y perdure en el tiempo; medir bien el número de alianzas que son capaces de desarrollar; la posibilidad de explorar diferentes vías de colaboración una vez la alianza este más consolidada; o realizar un seguimiento continuado para la sostenibilidad de la alianza y mantener una comunicación interna fluida.

This entry was posted in Responsabilidad Social Empresarial. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *